Tener una piscina en casa es maravilloso, sin embargo, es necesario tomar en cuenta ciertos cuidados para evitar problemas a futuro como constantes limpiezas del agua en tiempos muy cortos. El propósito del presente artículo es dar a conocer los cuidados más importantes que se debe tener con una bomba de piscina, qué soluciones podrían darse si ya hay problemas y cómo evitar que se repitan.

Una bomba de piscina es una bomba de agua sumergible que requiere mucha atención, pues con la ayuda de los filtros permite que el agua se mantenga limpia y pueda nadarse en ella con normalidad y sin consecuencias para la salud.

Problemas frecuentes con una bomba de piscina

A continuación vemos qué señales puede dar una bomba de piscina si esta está apunto de dañarse y, en consecuencia, dejar de funcionar:

  • La bomba de piscina no succiona, esto sucede normalmente cuando alguna de las tuberías tiene fisuras.
  • La bomba de piscina no impulsa el agua, esto pasa cuando hay una fisura en el impulsor o en el pre filtro.
  • Cuando la bomba de piscina se apaga constantemente y cuando no quiere arrancar, esto es producto de fallas eléctricas o sobrecalentamiento.
  • Cuando hay aire dentro de la bomba de piscina, que se da cuando el cierre mecánico está dañado.
  • Cuando la bomba de piscina hace ruidos muy fuertes, esto se da cuando hay algo atascado en su interior o cuando, necesariamente, debe ser reemplazada por una nueva.

Sin embargo, existen otros problemas aún más preocupantes como cuando el agua se pone turbia que es cuando hay impurezas dentro de la bomba de piscina, o, aun peor, cuando hay algas que provocan que el agua se torne verde.

Soluciones a los problemas con una bomba de piscina

Se debe limpiar constantemente y de manera manual el filtro de la bomba como parte de su mantenimiento, se debe también regular el pH que es fundamental para que el agua de la piscina sea de calidad, debe desinfectarse periódicamente el agua ya sea con cloro u otras técnicas, aplicar antialgas para que no ingresen a las tuberías de la bomba y provoquen, en consecuencia, estancamientos.

Además de todo ello, se debe hacer un tratamiento de choque que consiste en la aplicación de productos como dicloro granulado y floculante líquido, esto para garantizar aún más una buena calidad de agua. Tomemos en cuenta que la aplicación de esta última solución deberá realizarse cuando no hay personas dentro la piscina por cuestiones de seguridad.

Deja un comentario