Hoy en día las cosas han cambiando muchísimo las cosas y en este sentido los desguaces han dado una vuelta grandísima. Ahora ya no son esos lugares poco profesionales donde encontrabas piezas de dudosa calidad y en los que sabías que eso de “si la pieza sale defectuosa te la cambiamos por otra o te devolvemos el dinero” era totalmente impensable. Hace unos años salió una normativa nueva que cambió los desguaces por completo en favor del usuario. ¿Qué cambios han propiciado esta nuevas normativas?

*La calidad de las piezas está por encima de todo. Si eres vendedor y vas a llevar piezas de tu viejo coche debes saber que no le van a dar el visto bueno a cualquiera. Antes de su puesta en venta, cada una de las piezas son analizadas y descontaminadas para que lleguen al nuevo comprador con una calidad óptima. Ya no valen viejas piezas sin calidad por el hecho de que sean baratas.

*Todas las piezas tienen factura y garantía que oscila entre 3 y 6 meses dependiendo de la pieza. ¿Esto que quiere decir? Que si una pieza sale defectuosa tienes derecho a que te devuelvan el dinero o a que te cambien la pieza por otra.

¿Y cuáles son las piezas más demandadas en un desguace?

Sin duda los neumáticos y los motores, ¿Por qué? En el caso de los neumáticos porque los desguaces ofrecen ruedas con muy poco kilometraje y aun bajo precio. En el caso de los motores porque la diferencia entre uno nuevo y uno de segunda mano es abismal.

Entonces, ¿Es rentable comprar piezas en un desguace?

Teniendo en cuenta todo lo anterior y que te puedes ahorrar hasta un 80% en repuestos de desguace… Tú ¿qué crees?. Eso sí no te olvides de acudir a sitios conocidos y reconocidos dentro del sector.

Deja una respuesta